domingo, 9 de abril de 2017

concepto derecho penal

1. CONCEPTO DE DERECHO PENAL. 2. NATURALEZA DEL DERECHO PENAL. 3. RELACIÓN CON OTRAS PARTES DEL DERECHO. 1. CONCEPTO DE DERECHO PENAL: Existen distintos conceptos de Derecho penal que han sido concebidos a lo largo de los diferentes momentos de la evolución histórico-normativa del propio Derecho penal. En una primera aproximación, hemos de señalar que la definición clásica fue formulada por Von Liszt como “aquél conjunto de normas jurídicas establecidas por el Estado que asocian el crimen como hecho y la pena como legítima consecuencia”. Esta definición queda incompleta al no contemplar determinados elementos utilizados en Derecho Penal moderno (como las medidas de seguridad, los estados peligrosos,...). Se entiende por estado peligroso la probabilidad de que el sujeto cometa un delito en el futuro. La medida de seguridad es la consecuencia jurídica que se aplica a lo que se denomina persona inimputable o semimputable, consistirá en aquellas medidas que prevé el art. 96 del Código penal. Otro elemento que no incluye la definición clásica es el de no distinguir entre Derecho Penal objetivo y subjetivo. Desde el punto de vista objetivo, el Derecho Penal es un conjunto de normas jurídicas como ordenamiento. Desde el punto de vista subjetivo, es la facultad, o poder, que procede de dichas normas y que está regulado en ellas. Nos acercamos a un concepto moderno de Derecho Penal como que lo contempla como “conjunto de normas que regula infracciones jurídicas, ya sea como delito o falta, tanto viéndolo de modo objetivo, como parte del ordenamiento, y desde el punto de vista subjetivo, como la facultad del Estado para imponer esas normas jurídicas, y cuyas consecuencias son bien la pena o bien la medida de seguridad”. 2. NATURALEZA DEL DERECHO PENAL: Derecho Penal es Derecho, o parte del ordenamiento, no se trata de normas morales, regula la conducta humana sólo desde el punto de vista externo, es decir de los hechos, y muy escasamente en el lado interno (intencionalidad). El Derecho Penal derecho Público, su función de castigar corresponde al poder público. El Derecho Penal es parte del ordenamiento jurídico positivo, son normas jurídicas creadas por una comunidad políticamente organizada, su cumplimiento se garantiza mediante la fuerza pública, no pudiéndose imponer ningún castigo sino en virtud de normas positivas establecidas claramente por el Estado. Derecho Penal es un Derecho autónomo para establecer sus presupuestos y para fijar sus consecuencias jurídicas propias. Pese a esa autonomía, tiene una serie de límites debido a la unidad y congruencia del ordenamiento jurídico: El resto de ramas del ordenamiento se encuentran interrelacionadas con él, a pesar de que el D. Penal no se encuentre vinculado con determinados conceptos. Esta unidad y congruencia podemos observarla en la idea de que cualquier otra parte del ordenamiento que considere una situación conforme a Derecho no puede ser castigado por el D. Penal. (ej: si el D. Civil contempla una situación como legal, el C. Penal no puede castigar esa conducta, es un límite). El D. Penal utiliza determinados conceptos de otras ramas del Derecho, como ocurre con la agravación que establece el C.P. respecto de los bienes de valor histórico. Cuando señala “el que hurte un bien histórico,...), agrava la pena, sin embargo este concepto no se encuentra en el C.P. sino que habrá que acudir al D. Civil, en este caso. El Derecho penal se encuentra limitado en determinados conceptos. (ej: cuando habla de contrato laboral, hará que acudir al Derecho Laboral). Estructura de la norma penal: El art. 138 del C.P. señala: “El que matare a otro será castigado como reo de homicidio, con la pena de prisión de 10 a 15 años”. El delito de homicidio, al igual que los demás, tiene una estructura, por una parte se compone de norma primaria (el que matare a otro será castigado como reo de homicidio), que es el denominado supuesto de hecho, la norma primaria también se denomina precepto. Luego establece otra parte de la norma penal, la norma secundaria o consecuencia jurídica, que es el castigo (con la pena de 10 a 15 años). Por tanto la norma penal tiene dos juicios: - Juicio normativo o implícito, que establece una determinada regla de conducta, es decir, no se puede matar (norma primaria o precepto). - Juicio normativo explícito, castigando con una determinada pena o medida de seguridad el incumplimiento de la norma primaria (norma secundaria o sanción). Tanto la primaria como la secundaria son simplemente dos aspectos de una totalidad normativa única, forman parte de la misma norma jurídico penal. Como excepción a esta estructura existen normas jurídicas que no contienen esta estructura sino que se encargan simplemente de aclarar determinados conceptos (ej: art. 24.1 c.P.: “ A los efectos penales se reputará autoridad al que por sí sólo o como miembro de alguna corporación, tribunal u órgano colegiado tenga mando o ejerza jurisdicción propia. En todo caso, tendrán la consideración de autoridad los miembros del Congreso de los Diputados, del Senado, de las Asambleas Legislativas de las CC.AA. y del Parlamento Europeo. Se reputará también autoridad a los funcionarios del Ministerio Fiscal”. 3. RELACIÓN DEL DERECHO PENAL CON OTRAS NORMAS DEL ORD. JURÍDICO: Relación con el Derecho Privado: el Título Preliminar del C. Civil contiene una serie de preceptos que afectan al C.P.. en segundo lugar la responsabilidad civil “ex delicto”, o derivada del delito (ej: en el delito de daños se producen daños intencionadamente sobre otro, entra en juego la responsabilidad civil derivada de un delito, sin que se trate de una responsabilidad penal). Hay que distinguir entre el ilícito civil y penal (ej: si en un contrato se omite una verdad podría ser un ilícito civil, el ámbito penal aparece cuando existe dolo penal (intencionalidad, conocimiento y voluntad de estar cometiendo un delito). Relación con el Derecho Procesal Penal: el proceso penal es la vía de realización del D. Penal. También las garantías procesales son objeto de una protección específica por parte del C.P. (art. 529 y siguientes: “De los delitos cometidos por los funcionarios públicos contra las garantías constitucionales”, contra la libertad individual, contra otros derechos individuales,... Otra relación hace referencia a las condiciones de perseguibilidad de los presupuestos procesales, además de la prescripción. Los delitos pueden perseguirse de oficio o a instancia de parte, esto es propio del D. Procesal Penal, es parte del proceso. La relación está en que determinados preceptos del C.P. regulan la perseguibilidad (ej: la agresión sexual precisa denuncia del ofendido para poder ser perseguida, aunque determinados delitos son perseguibles a instancia del M. Fiscal). Relación con el Derecho Penitenciario: el Derecho Penitenciario es la vía de realización de las consecuencias jurídicas que impone el C.P., es decir, se encarga de la ejecución de las sanciones que éste impone. Relación con el Derecho Constitucional: el Derecho penal (en adelante, D.P.) es como una Constitución negativa, contiene prohibiciones y mandatos. Los derechos fundamentales son protegidos por el D. Penal, el Derecho Constitucional pone límite al poder punitivo ya que esos derechos son también los que inspiran al D. Penal. Todas las normas penales han de ser interpretadas, elaboradas y aplicadas conforme a la Constitución. Otra relación la encontramos en que los bienes jurídicos que protege el D. Penal no pueden ser otros que los derechos y deberes recogidos en la Constitución. El bien jurídico protegido en D. Penal = derechos y libertades recogidos en la Constitución. Otra relación entre el D. Penal y el Constitucional es que la propia Constitución Española establece una reserva de ley para la regulación en materia penal, la reserva es de L.O. Por último, la Constitución Española recoge verdaderamente las directrices en materia de Política Criminal, tal y como se indica en los artlos. 45 y 46. de la C.E. Relación con el Derecho Administrativo: el D. Penal protege a la Administración Pública (delitos contra la Administración), pero también al ciudadano contra los abusos de ésta (delitos de los funcionarios públicos. Hay que diferenciar entre el ilícito penal y el administrativo (ej: la conducción temeraria está regulada en una norma administrativa y en el C.P.).

No hay comentarios:

Publicar un comentario