lunes, 12 de diciembre de 2016

la persona jurídica

Las personas jurídicas, tienen varias divisiones: Derecho Público y Privado: atendiendo al fin que persiguen, las primeras aspiran a conseguir la realización de fines generales y las segundas a conseguir fines particulares. Las personas jurídicas de Derecho Público son aquellas que participan en todo o en parte de la soberanía o potestad pública del Estado. Se incluyen en este grupo el Estado, Entidades públicas territoriales (provincia, municipio y CCAA) y Entidades públicas institucionales (organismos autónomos). Las de Derecho Privado son aquellas que no tienen participación alguna en las funciones y poderes estatales. Pueden ser de utilidad pública (persiguen fines de interés general) y de utilidad privada. Corporaciones y Fundaciones: atendiendo al elemento básico que las constituyen, las corporaciones o asociaciones tienen su base en un conjunto de personas; mientras que las fundaciones o instituciones la tienen en una masa de bienes, que se unifica por su adscripción a un fin. Atendiendo a la norma que las rige, las primeras se rigen por sí mismas formando su propia voluntad, y las segundas se rigen por una ley extraña a la persona jurídica, que es la voluntad del fundador. c) Otras : las personas jurídicas se distinguen en necesarias (nacen como consecuencia de los principios de organización jurídica, que imponen su existencia y reconocimiento) y voluntarias (creadas libremente por la voluntad de los hombres). Otra forma de clasificación es: personas jurídicas internacionales, nacionales, de Derecho Eclesiástico, etc. Según el Código Civil: el artículo 35 del Código Civil aborda la clasificación de las personas jurídicas, diciendo: “Son personas jurídicas: 1º. Las corporaciones, asociaciones y fundaciones de interés público reconocidas por la Ley. 2º. Las asociaciones de interés particular, sean civiles, mercantiles o industriales".

No hay comentarios:

Publicar un comentario