miércoles, 7 de septiembre de 2016

armas

Las investigaciones del erudito Howard L. Blackmore (1965), hacen suponer que se conocían en China desde el siglo XI las mezclas pirotécnicas de salitre, azufre y carbón, donde fueron empleadas como explosivos de escasa potencia. Según crónicas de los siglos XII y XIII relatan que dichas mezclas explosivas se utilizaron para la impulsión en armas rudimentarias de bambú, para el lanzamiento de ciertos proyectiles. De estos hechos se poseen referencias ciertas de su utilización. En el año 1231 en la batalla de Kuang Fen. los chinos utilizaron la pólvora como elemento propulsante de sus "flechas voladoras" mediante un artificio similar a lo que hoy se conoce como cañitas voladoras. El conocimiento tecnológico de la pólvora y su aplicación práctica como explosivo o propulsor, posiblemente llegó a Europa a finales del siglo XII o principios del XIII mediante la intervención de los científicos árabes. Pero no fué hasta el 1308, en que se reconoce históricamente la aparición de los cañones, que se denominaban Culebrinas y Falconetes. Los modelos más antiguos de armas de fuego se encuentran en dos manuscritos de Walter de Milimete (1326), capellán de Eduardo III de Inglaterra: "De Secretis Secretorum", donde se encuentra un cañón en forma de tinaja colocada sobre un soporte de madera con cuatro patas; "De Nobilitatibus, Sapientiis et Prudentiis Regun", el cañón tiene la misma forma y tiene una flecha en el interior, de menor tamaño que el anterior y colocado sobre un caballete. En ambas ilustraciones un precavido soldado aproxima al fogón un trozo de yesca o mecha atada al extremo de un palo largo. Las primeras armas ligeras aparecen en 1350 en Suecia (la denominada Bombardilla de Loshult). Las armas de fuego portátiles están clasificadas en tres categorías: • De bronce fundido o hierro forjado, fijadas al extrelo de mango de madera por medio de un anillo de hierro. • De bronce o hierro, con una mortaja en la culata para insertar un asidero de madera. • De hierro, con la culata perfilada hacia atrás en un largo mango terminado en voluta o anillo. Estas armas se cargaban introduciendo la pólvora por la boca del cañón, un taco y el proyectil (o proyectiles). Con toda probabilidad, el método de ignición para estas armas era el botafuego, es decir, una varilla con un trozo de yesca o mecha encendida asegurada a uno de sus extremos. El gancho o prominencia inferior que presentan algunas de estas piezas portátiles servía para apoyar el arma contra un muro, parapeto o la regala en las bordas de los barcos. En el momento del disparo, buena parte del retroceso se amortiguaba con este saliente. En Alemania, las armas provistas de este tipo de ganchos se llamaban "Haken-büchse" (arma con gancho), de cuya voz derivaron más tarde los términos "hackbut" en inglés, "arquebuse" en francés y, siguiendo la misma linea, "archibugio" en italiano. El gancho inferior de estas armas portátiles, especialmente en las armas de muralla, se mantendrá durante todo el siglo XVI. Con la ballesta como base, se evoluciona en el diseño ergonómico de la cureña de las armas de fuego portátiles; así podía manejarse con la cureña apoyada en el hombro del tirador, sujeta por la mano izquierda, y con la mano derecha preparada para acercar la brasa al fogón. También de otra forma, podía sujetarse la cureña en la axila. Como es de imaginar, a pesar de su poderosa fuerza disuasoria, poca puntería podía hacerse con esas armas. Por lo tanto, desde su origen hasta la mitad del siglo XIX, las armas de fuego y su evolución están íntimamente ligadas al desarrollo de un mecanismo adecuado de ignición y, salvo raras excepciones, el sistema de avancarga estará en uso hasta mediados del siglo XIX. Después del encendido manual, se pasó al sistema de rueda o "Wheellock", originario de los sistemas de reloj de Nüremberg, Alemania. Consistía en una rueda a la cual se le daba cuerda y al apretar el disparador producía chispas, que a su vez encendía la pólvora de la cazoleta, produciendo la deflagración de la pólvora y el consecuente disparo del arma. Por ser este sistema artesanal y caro, surge el sistema holandés "Snaphause", que en flamenco significa "picotazo de gallina", por la forma en que caía el martillo para producir chispas. Nace allí el sistema de "Chispa", que en el centro de Europa fue más evolucionado apareciendo el "Flintlock" o fijación de piedra, una pirita que se colocaba con un tornillo, que fue perfeccionado por España, mediante el "Miguelete. Estos sistemas persistieron y convivieron entre sí, excepto el de rueda, que va desapareciendo en el siglo XVII. Todos estos sistemas, eran utilizados en el mundo occidental, quedando el de rueda en poder de los señores feudales por ser caros y lujosos, generalmente adornados con piedras preciosas y oro. Mientras tanto, en oriente el sistema de mecha, siguió utilizándose hasta mediados del siglo XIX, en forma de arcabuces. El mosquete, es una derivación del arcabuz, un arma de gran calibre, que por lo pesado, utilizábase una espiga o apoyo para sostenerlo. El año 1807, marca el comienzo de una nueva era en el encendido. Ya no era lo más importante, preocupándose los fabricantes por el sistema de puntería, al cual no se le daba demasiada importancia, ya que la problemática era la forma de dar fuego. El sistema de percusión, inventado por el monje Forbery dio la solución, siendo en definitiva las armas más prácticas. Un fulminante con una pequeña cantidad de explosivo, aplicado sobre el extremo de un pequeño tubo que comunicaba con la recámara, fue la solución práctica. Las primeras armas de fuego fueron las piezas de artillería. Construidas de duelas y aros de hierro forjado; compuestas de caña y recamara postiza, que se unen entre si y con el tosco afuste por medio de cuerdas; de anima muy corta y disparando por todo proyectil una pelota de piedra toscamente labrada; tales fueron las primitivas bombardas, en las que cuesta trabajo reconocer el origen de la moderna artillería. Pronto, sin embargo, se hicieron de ánima mas larga, y al acabar el siglo XIV se efectuó un importante progreso al comenzar a sustituir la pelota de piedra por la de hierro colado, lo cual permitió disminuir el calibre. A finales del siglo XV se distinguen ya la bombarda trabuquera, de la que nació el mortero o pedrero; el pasavolante, pieza de anima mas larga y de menor calibre que la bombardera ordinaria; la cerbatana y el falconete. Otro progreso de esta época fue la construcción de piezas de ánima seguida, que se llamaron cañones. En Suiza apareció a mediados del siglo XV el órgano, o sea, una pieza compuesta de varios cañones, que podían dispararse sucesivamente, cuya maquina ha sido considerada como el origen de la ametralladora. Durante el siglo XVI se perfeccionaron las piezas de artillería, abandonando el primitivo sistema de fabricación y haciéndolas de bronce POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 8 con muñones; pero el capricho de los fundidores hace que sea una tarea punto menos que imposible la de orientarse en el caos que forman las innumerables denominaciones que les dieron; hubo, en efecto: culebrinas y medias culebrinas, sacres, esmeriles, mosquetones, ápides, basiliscos, gerifaltes, sacabuches, cañones, medios cañones, berracos y cuartos de cañon, pelícanos, crepantes, trabucantes, etc. , eso sin contar que hubo piezas que estas podían ser comunes, legitimas, extraordinarias, bastardas, etc. A esta anarquía puso fin Felipe III a principios del siglo XVII, diciendo: "ordeno que no se fundan en lo sucesivo mas que cañones de batería y de campaña, medios cañones y cuartos de cañon". En este siglo aparece por primera vez en las guerras de Flandes el obús; a últimos del anterior se había inventado la bomba. El progreso de la artillería se acentuó notablemente durante el siglo XVIII y principios del XIX con el perfeccionamiento de la pólvora de guerra. La introducción del rayado en 1854, con la de la carga por la recamara y de las pólvoras progresivas, represento un progreso de las modernas pólvoras sin humo y del actual cañon de tiro rápido. El cañon o culebrina de mano era transportado por dos hombres, que apareció a mediados del siglo XV, fue el precursor del fusil de nuestros días. La espingarda, que tuvo ya culata para apoyarla en el hombro, y la escopeta, que datan de principios del siglo siguiente, fueron perfeccionamientos sucesivos de aquel grosero artefacto, pronto eclipsados por el arcabuz de mecha y el de rueda, armas gloriosas de nuestra infantería. En 1568, el duque de Alba reemplazó en Flandes el arcabuz por el mosquete, cuya diferencia principal estribaba en ser esta un arma mas pesada y de mayor calibre; arcabuces y mosquetones se usaron simultáneamente durante largo tiempo, y para apuntar se apoyaban en una horquilla que se clavaba en el suelo. De la misma época del arcabuz son el pedreñal y el pistolete. Hacia la segunda mitad del siglo XVII, el arma de fuego se aligera, reduce su calibre, adopta la llave de chispa y, abandonando la horquilla, da un paso decisivo, que aumenta extraordinariamente su eficacia: entonces recibió ya el nombre de fusil. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 9 2. ARMAS DE ANTECARGA Y DE RETROCARGA Las primeras armas de fuego que el hombre utilizó gracias a la invención de la polvora fueron armas sencillas, simples tubos de cobre, bronce o hierro cerrado por un extremo, cuyos diferentes elementos de carga eran introducidos por la boca del arma, de ahí el término de antecarga o más comunmente, avancarga. Estas armas no usan una bala tal como conocemos nosotros el concepto actual. El término "bala" comúnmente describe un conjunto de partes unidas entre sí: el proyectil, la vaina de latón, la pólvora contenida dentro de la vaina y el fulminante. En realidad, esto se denomina "cartucho",mientras que "bala" es equivalente a proyectil o punta. La carga de un arma de avancarga es un procedimiento sencillo: se coloca una cierta cantidad de pólvora por la boca del cañón, se introduce el proyectil y se empuja con una baqueta hasta el fondo de la recámara. Si el arma es del tipo denominado "de percusión": se monta el martillo, se coloca una cápsula fulminante en una pieza roscada en el costado del cañón llamada "chimenea", y el arma está lista para disparar. Al presionar el gatillo, el martillo con forma de letra "S" impacta el fulminante, el cual, al detonar, envía llamas dentro del cañón encendiendo la pólvora; a partir de allí, ocurre lo mismo que en cualquier arma de cartucho. Las armas de avancarga reinaron en la historia durante casi 400 años hasta que fueron reemplazadas por las armas de cartucho, en una búsqueda incesante por aumentar la cantidad de disparos que pudieran hacerse en el menor tiempo posible, algo muy necesario para la guerra y la defensa personal. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 10 La sustitución de las armas de avancarga por la de retrocarga se demoró en el tiempo, debido principalmente a que los adelantos técnicos de la época no fueron suficientes para el desarrollo de las técnicas necesarias para lograr la retrocarga con efectividad. Ya desde mucho tiempo atrás se hacían esfuerzos por lograr la carga por la recámara de las armas de fuego, en especial los cañones de campaña, pues obligaba a cargarlos a descubierto, provocando bajas en sus servidores. También ésto era deseable para las armas en las fortificaciones, pues para cargarlos era necesario retirarlos de su posición, lo cual era muy difícil por su gran peso y enlentecía la repetición del tiro. Se hicieron muchos experimentos, pero con la tecnología de antaño no era posible lograr una hermeticidad confiable para la recámara, y era por allí que fallaban los proyectos, algunos muy ingeniosos pero de construccion artesanal. Recién en el s. XIX se pudo concretar éste logro. Los primeros modelos de retrocarga consistían en fusiles de avancarga reformados, a los que se le recortaba la zona de recámara y se les aplicaba alguno de los distintos sistemas de reforma existentes con obturador móvil. Prusia fue la primera nación que resolvió este problema, adoptando, en 1841, el fusil Dreyse, de aguja, que hizo la campaña de Dinamarca, y más tarde la de Bohemia (1866), cuyo éxito brillante se le atribuyo en gran parte. Dreyse, con gran inventiva, desarrolló un sistema de percusión nuevo basado en un mecanismo llamado “llave de cubo”, nombrado así porque el mecanismo iba encerrado en un cilindro hueco. Este era sencillísimo, pues no tenia mas que una larga aguja percutora y un muelle, y carecía de martillo; pero lo más importante de él era que podía adaptarse perfectamente a la retrocarga. La fuerza necesaria para iniciar la cápsula fulminante la tomaba la aguja del muelle que la rodeaba, que la impulsaba hacia delante al ser liberada cuando se accionaba el gatillo. La llave “de cubo” a su vez contaba con una palanca cuya base encajaba en una escotadura de una acción o soporte del cañón de forma parecida a como hace el cerrojo de una puerta, de ahí el nombre genérico de las armas que adaptaron este sistema: fusiles de cerrojo. Esa llave o cierre tenía la ventaja de permitir la retrocarga, es decir, que se podía cargar desde detrás en vez de por la boca del cañón, y con los componentes del disparo (cápsula fulminante, carga de pólvora y proyectil, además de un contenedor de cartón en este caso) ensamblados en una unidad o cartucho, no separados, lo que daba una gran rapidez y capacidad de fuego. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 11 La munición de este fusil era singular. El pistón o cápsula fulminante iba situado en la parte trasera del proyectil que, a su vez estaba contenido en un taco de cartón (que era el que tomaba las estrías del ánima del cañón) y tenía forma de ovoide; después venía la carga de pólvora, por lo que la aguja percutora tenía que ser fina y larga para atravesarla y poder incidir en el pistón; por eso a este arma se la llamó también “de aguja”. Bajo la impresión moral que produjo el triunfo tan decisivo como inesperado de Prusia, todas las naciones se apresuraron a cambiar su armamento por otro de retrocarga, y entonces aparecieron multitud de modelos, entre los que merecen especial mención los fusiles Mauser, Martini, Berdan; Wetterli, Chassepot, etc. A esta transformación del armamento en todos los ejércitos van unidas otras dos importantes mejoras: la adopción del cartucho metálico y la reducción del calibre. Pero cuando en Europa se estaba tratando de adoptar la carga por la recamara para aumentar la rapidez del tiro, hicieron su aparición en América los fusiles de repetición, que, mediante una reserva de cartuchos encerrada en un deposito, permiten en momentos determinados la ejecución de un fuego intensísimo, conservado para las circunstancias normales del combate la carga tiro a tiro (fusiles Spencer, Henry Winchester, Colt, Lee, etc.). Los estudios de Hebler y Rubin demostraron la posibilidad de llegar en las armas de guerra, sin inconveniente alguno, al calibre 7 o7.5 milímetros, y esto, unido a la invención de las pólvoras sin humo, que permiten aumentar considerablemente las velocidades iniciales del proyectil, sin aumento considerable de las presión sobre las paredes del anima, y al empleo de las balas con envoltura metálica (de acero, cobre, etc.), que evitan el emplomamiento de las rayas y el consiguiente aumento de rozamiento y de presión interior, que podría ser peligroso para la vida del arma, son los principales factores que han contribuido a realizar la honda transformación del armamento portátil, que ha producido los actuales fusiles de tiro rápido. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 12 3. CLASIFICACIÓN Y DEFINICIÓN DE LAS ARMAS DE FUEGO En el Real Decreto 137/1993 de 29 de enero, se aprueba el Reglamento de armas, en el cual se definen las armas de fuego y su munición para cada una, así pues, se entenderá por: a) Arma de fuego corta: el arma de fuego cuyo cañón no exceda de 30 centímetros o cuya longitud total no exceda de 60 centímetros. b) Arma de fuego larga: cualquier arma de fuego que no sea un arma de fuego corta. c) Arma automática: el arma de fuego que se recarga automáticamente después de cada disparo y con la que es posible efectuar varios disparos sucesivos al accionar el disparador una sola vez. d) Arma semiautomática: el arma de fuego que después de cada disparo se recarga automáticamente y con la que solo es posible efectuar un disparo al accionar el disparador cada vez. e) Arma de repetición: el arma de fuego que se recarga después de cada disparo mediante un mecanismo accionado por el tirador que introduce en el cañón un cartucho colocado previamente en el depósito de municiones. f) Arma de un solo tiro: el arma de fuego sin depósito de municiones, que se carga antes de cada disparo mediante la introducción manual de un cartucho en la recámara o en un alojamiento especial a la entrada del cañón. g) Munición con balas perforantes: la munición de uso militar con balas blindadas de núcleo duro perforante. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 13 h) Munición con balas explosivas: la munición de uso militar con balas que contengan una carga que explota por impacto. i) Munición con balas incendiarias: la munición de uso militar con balas que contengan una mezcla química que se inflama al contacto con el aire o por impacto. 3.1. CLASIFICACIÓN DE LAS ARMAS REGLAMENTADAS Se entenderá por «armas» y «armas de fuego» reglamentadas, cuya adquisición, tenencia y uso pueden ser autorizados o permitidos con arreglo a lo dispuesto en el reglamento de armas, los objetos que, teniendo en cuenta sus características, grado de peligrosidad y destino o utilización, se enumeran y clasifican en las siguientes categorías: 􀁑 1.ª categoría, armas de fuego cortas: comprende las pistolas y revólveres. 􀁑 2.ª categoría: 1. Armas de fuego largas para vigilancia y guardería: son las armas largas que reglamentariamente se determinen por Orden del Ministerio del Interior o mediante decisión adoptada a propuesta o de conformidad con el mismo, como específicas para desempeñar funciones de vigilancia y guardería. 2. Armas de fuego largas rayadas: se comprenden aquellas armas utilizables para caza mayor. También comprenden los cañones estriados adaptables a escopetas de caza, con recámara para cartuchos metálicos, siempre que, en ambos supuestos, no estén clasificados como armas de guerra. 􀁑 3.ª categoría: 1. Armas de fuego largas rayadas para tipo deportivo, de calibre 5,6 milímetros (22 americano), de percusión anular, bien sean de un disparo, bien de repetición o semiautomáticas. 2. Escopetas y demás armas de fuego largas de ánima lisa, o que tengan cañón con rayas para facilitar el plomeo, que los bancos de pruebas reconocidos hayan marcado con punzón de escopeta de caza, no incluidas entre las armas de guerra. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 14 3. Armas accionadas por aire u otro gas comprimido, sean lisas o rayadas, siempre que la energía cinética del proyectil en boca exceda de 24,2 julios. 􀁑 4.ª categoría: 1. Carabinas y pistolas, de tiro semiautomático y de repetición, y revólveres de doble acción, accionados por aire u otro gas comprimido no asimilados a escopetas. 2. Carabinas y pistolas, de ánima lisa o rayada, y de un solo tiro, y revólveres de acción simple, accionados por aire u otro gas comprimido no asimilados a escopetas. 􀁑 5.ª categoría: 1. Las armas blancas y, en general, las de hoja cortante o punzante no prohibidas. 2. Los cuchillos o machetes usados por unidades militares o que sean imitación de los mismos. 􀁑 6.ª categoría: 1. Armas de fuego antiguas o históricas, sus reproducciones y asimiladas, conservadas en museos autorizados por el Ministerio de Defensa, si son dependientes de cualquiera de los tres Ejércitos, y por el Ministerio del Interior, en los restantes casos. 2. Las armas de fuego cuyo modelo o cuyo año de fabricación sean anteriores al 1 de enero de 1870, y las reproducciones o réplicas de las mismas, a menos que puedan disparar municiones destinadas a armas de guerra o a armas prohibidas. La antigüedad será fijada por el Ministerio de Defensa, que aprobará los prototipos o copias de los originales, comunicándolo a la Dirección General de la Guardia Civil. 3. Las restantes armas de fuego que se conserven por su carácter histórico o artístico. 4. En general, las armas de avancarga (se dicen de las armas que se cargan por la boca). 􀁑 7.ª categoría: 1. Armas de inyección anestésica capaces de lanzar proyectiles que faciliten la captura o control de animales, anestesiándolos a distancia durante algún tiempo. 2. Las ballestas. 3. Las armas para lanzar cabos. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 15 4. Las armas de sistema Flobert. 5. Los arcos, las armas para lanzar líneas de pesca y los fusiles de pesca submarina que sirvan para disparar flechas o arpones, eficaces para la pesca y para otros fines deportivos. 6. Los revólveres o pistolas detonadoras y las pistolas lanzabengalas. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 16 4. CARTUCHO METÁLICO Y SEMIMETÁLICO: DEFINICIÓN Y COMPONENTES Se entiende por cartuchería todo tipo de cartuchos dotados de vaina con pistón y cargados de pólvora, lleven o no proyectiles incorporados. Los pistones y las vainas con pistón, independientemente de que éstas se encuentren vacías o a media carga, tendrán la misma consideración que el tipo de cartucho que pueda fabricarse con ellos. Se clasificará la cartuchería mediante la tipificación siguiente: 􀁑 1. Cartuchos con proyectiles: 􀂇 1.1 Para disparar con arma de fuego, excluidas las escopetas de caza. 􀂇 1.2 Para disparar únicamente con escopeta de caza. 􀂇 1.3 Otros tipos para usos industriales, agrícolas, etcétera. 􀁑 2. Cartuchos sin proyectiles: 􀂇 2.1 De impulsión: con cuyo disparo se impele algún cuerpo ajeno a su vaina. 􀂇 2.2 De fogueo: con cuyo disparo se consiguen efectos sonoros simplemente. 􀂇 2.3 Otros tipos para usos industriales, agrícolas, etcétera. 􀁑 3. En función del tipo de vaina que contenga la carga de proyección: POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 17 􀂇 3.1 Metálica. 􀂇 3.2. No metálica. Los cartuchos de impulsión y los de fogueo cuya carga de pólvora exceda de 0,3 gramos se asimilarán, en cuanto a circulación, tenencia, almacenamiento y uso, a los cartuchos de caza. La cartuchería se clasificará, a efecto de la graduación del riesgo involucrado en su manipulación, almacenamiento y transporte. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 18 5. ARMAS PROHIBIDAS Se prohiben la fabricación, importación, circulación, publicidad, compraventa, tenencia y uso de las siguientes armas o de sus imitaciones: a) Las armas de fuego que sean resultado de modificar sustancialmente las características de fabricación u origen de otras armas, sin la reglamentaria autorización de modelo o prototipo. b) Las armas largas que contengan dispositivos especiales en su culata o mecanismos para alojar pistolas u otras armas. c) Las pistolas y revólveres que lleven adaptado un culatín. d) Las armas de fuego para alojar o alojadas en el interior de bastones u otros objetos. e) Las armas de fuego simuladas bajo apariencia de cualquier otro objeto. f) Los bastones-estoque, los puñales de cualquier clase y las navajas llamadas automáticas. Se considerarán puñales a estos efectos las armas blancas de hoja menor de 11 centímetros, de dos filos y puntiaguda. g) Las armas de fuego, de aire u otro gas comprimido, reales o simuladas, combinadas con armas blancas. h) Las defensas de alambre o plomo; los rompecabezas; las llaves de pugilato, con o sin púas; los tiragomas y cerbatanas perfeccionados; los munchacos y xiriquetes, así como cualesquiera otros instrumentos especialmente peligrosos para la integridad física de las personas. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 19 Queda prohibida la publicidad, compraventa, tenencia y uso, salvo por funcionarios especialmente habilitados, y de acuerdo con lo que dispongan las respectivas normas reglamentarias de: a) Las armas semiautomáticas de las categorías 2.ª.2 y 3.ª.2, cuya capacidad de carga sea superior a cinco cartuchos, incluido el alojado en la recámara, o cuya culata sea plegable o eliminable. b) Los sprays de defensa personal y todas aquellas armas que despidan gases o aerosoles, así como cualquier dispositivo que comprenda mecanismos capaces de proyectar sustancialmente estupefacientes, tóxicos o corrosivos. De lo dispuesto en el presente apartado, se exceptúan los sprays de defensa personal que, en virtud de la correspondiente aprobación del Ministerio de Sanidad y Consumo, previo informe de la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos, se consideren permitidos, en cuyo caso podrán venderse en las armerías a personas que acrediten su mayoría de edad mediante la presentación del documento nacional de identidad, pasaporte, autorización o tarjeta de residencia. c) Las defensas eléctricas, de goma, tonfas o similares. d) Los silenciadores aplicables a armas de fuego. e) La cartuchería con balas perforantes, explosivas o incendiarias, así como los proyectiles correspondientes. f) Las municiones para pistolas y revólveres con proyectiles dumdum o de punta hueca, así como los propios proyectiles. g) Las armas de fuego largas de cañones recortados. Queda prohibida la tenencia, salvo en el propio domicilio como objeto de adorno o de coleccionismo que sean inscritas en un Libro-Registro diligenciado por la Intervención de Armas respectivas, de imitaciones de armas de fuego que, por sus características, externas puedan inducir a confusión sobre su auténtica naturaleza, aunque no puedan ser transformadas en armas de fuego. Se exceptúan de la prohibición aquellas cuyos modelos hayan sido aprobados previamente por la Dirección General de la Guardia Civil, con arreglo a la normativa dictada por el Ministerio del Interior. Queda prohibido el uso por particulares de cuchillos, machetes y demás armas blancas que formen parte de armamentos debidamente aprobados por autoridades u organismos competentes. Su venta requerirá la presentación y anotación del documento acreditativo del cargo o condición de las personas con derecho al uso de dichos armamentos. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 20 También se prohiben la comercialización, publicidad, compraventa, tenencia y uso de las navajas no automáticas cuya hoja exceda de 11 centímetros, medidos desde el reborde o tope del mango hasta el extremo. No se considerarán comprendidas en las prohibiciones anteriores la fabricación y comercialización con intervención de la Guardia Civil y la compraventa y la tenencia exclusivamente en el propio domicilio, con fines de ornato y coleccionismo, de las navajas no automáticas cuya hoja exceda de 11 centímetros. 5.1. ARMAS DE GUERRA Se consideran armas de guerra, quedando en consecuencia prohibidos su adquisición, tenencia y uso por particulares: a) Armas de fuego o sistemas de armas de fuego de calibre igual o superior a 20 milímetros. b) Armas de fuego o sistemas de armas de fuego de calibre inferior a 20 milímetros, cuyos calibres sean considerados por el Ministerio de Defensa como de guerra. c) Armas de fuego automáticas. d) Las municiones para las armas indicadas en los apartados a) y b). e) Los conjuntos, subconjuntos y piezas fundamentales de las armas y municiones indicadas en los apartados a) a d), así como, en su caso, sus sistemas entrenadores o subcalibres. f) Bombas de aviación, misiles, cohetes, torpedos, minas, granadas, así como sus subconjuntos y piezas fundamentales. g) Las no incluidas en los apartados anteriores y que se consideren como de guerra por el Ministerio de Defensa. Corresponde al Gobierno, a propuesta conjunta de los Ministerios de Defensa y del Interior, determinar las armas comprendidas en este artículo que pueden ser utilizadas como dotación de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 21 6. DOCUMENTACIÓN QUE AMPARA LA TENENCIA Y PORTE DE ARMAS 6.1. GUÍAS DE PERTENENCIA Para la tenencia de las armas de las categorías 1.ª, 2.ª, 3.ª, 6.ª y 7.ª; 1, 2, 3 y 4, cada arma habrá de estar documentada con su correspondiente guía de pertenencia. Las guías de pertenencia serán expedidas a los titulares de las armas por las Intervenciones de Armas, excepto al personal relacionado en el apartado 7.5. Las guías de pertenencia de las armas de fuego para lanzar cabos las expedirán las Comandancias de la Guardia Civil, previo informe de las Comandancias de Marina. En la guía de pertenencia, extendida en el correspondiente impreso confeccionado por la Dirección General de la Guardia Civil, se hará constar el número del documento nacional de identidad o documento equivalente y los datos personales del propietario del arma, así como los de la licencia correspondiente; contendrá una reseña completa del arma; y la acompañará siempre, en los casos de uso, depósito y transporte. En los casos en que el titular de las armas sea un organismo, entidad o empresa, se hará constar su denominación o razón social en el lugar correspondiente de la guía. En la misma guía del arma se reseñarán, en su caso, los cañones, tambores, calibres y subcalibres intercambiables que se adquieran para usar con aquella, siempre que no supongan cambio de categoría del arma. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 22 6.2. REVISTA DE ARMAS Las armas de la 1.ª categoría y todas las de concurso pasarán revista cada tres años. Las demás armas que precisen guía de pertenencia pasarán revista cada cinco años. En ambos casos, las revistas se pasarán en el momento de presentar las solicitudes de renovación de las correspondientes licencias de armas de los titulares de aquellas. Las revistas las pasarán: a) El personal relacionado en el apartado 7.5, en el mes de abril ante las autoridades de que dependan, las cuales deberán dar cuenta de aquellos que no lo hubieran efectuado a las autoridades sancionadoras competentes. b) Los funcionarios afectos al servicio exterior, durante el indicado mes de abril, ante el correspondiente Jefe de Misión, quien lo comunicará seguidamente al Ministerio de Asuntos Exteriores. Este, a su vez, lo comunicará inmediatamente a la Intervención Central de Armas y Explosivos de la Guardia Civil. c) Los poseedores de licencia C pasarán revista durante el mes de mayo ante la Intervención de Armas correspondiente. d) Todos los demás titulares de guías de pertenencia, en las Intervenciones de Armas de la Guardia Civil, dentro del mes correspondiente a la renovación de la licencia; efectuándolo el personal acreditado en las Embajadas, Oficinas consulares y Organismos internacionales con sede o representación ante el Reino de España, a través de la Dirección General de Protocolo, Cancillería y Ordenes del Ministerio de Asuntos Exteriores. Las anotaciones de la revista de armas se llevarán a cabo en la forma que se determine y se realizarán por los Interventores de Armas, excepto cuando se trate del personal a que se refiere el apartado a) y b), cuyas anotaciones las llevarán a cabo las autoridades correspondientes o personas en que deleguen. Para el pase de la revista, es inexcusable la presentación del arma, personalmente o por medio de tercero debidamente autorizado por escrito. El hecho de no pasar dos revistas consecutivas será causa de anulación y retirada de la guía de pertenencia, debiendo quedar el arma depositada. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 23 6.3. CESIÓN TEMPORAL DE ARMAS Tanto los españoles como los extranjeros residentes en España podrán prestar sus armas de caza a quienes estén provistos de licencia de caza y de la licencia de arma larga rayada para caza mayor o escopeta correspondiente, según los casos, con una autorización escrita, fechada y firmada, para su uso durante quince días como máximo y, precisamente, para cazar. También se podrán prestar, con autorización escrita, pistolas, revólveres y armas de concurso, para la práctica de tiro deportivo, a quienes estén reglamentariamente habilitados para su uso. Las armas se prestarán siempre con sus guías de pertenencia. Con igual autorización y a los mismos efectos, podrán prestarse las documentadas con tarjeta de armas, acompañadas de este documento. 6.4. CAMBIO DE TITULARIDAD Las armas no pueden enajenarse, prestarse ni pasar por ningún concepto a poder de otro que no sea el titular de la guía de pertenencia, salvo autorización por escrito para la presentación del arma o para armas de caza para aquellos que estén provistos de licencia de caza, con el cumplimiento de los requisitos respectivos. En caso de fallecimiento del titular, los herederos o albaceas deberán depositar las armas en la Intervención de Armas de la Guardia Civil, tratándose de particulares, y en los servicios de armamento de sus propios Cuerpos o Unidades, si son titulares de licencia A, donde quedarán durante un año a su disposición por si alguno de ellos pudiese legalmente adquirirlas y quisiera hacerlo. El depósito deberán efectuarlo tan pronto como tengan conocimiento de la obligación de hacerlo y, en cualquier caso, dentro de los seis meses siguientes al fallecimiento. Al depositar las armas, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 1, se entregarán las guías de pertenencia para su anulación y comunicación al Registro Central de Guías y de Licencias. Durante el indicado plazo de un año, también podrán los herederos enajenar el arma con arreglo a lo dispuesto en el artículo siguiente o recuperarla, documentándola o inutilizándola, para conservarla como recuerdo familiar o afectivo. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 24 Transcurrido dicho plazo sin que el arma hubiera recibido ninguno de los destinos indicados anteriormente, se enajenará en pública subasta y se entregará su importe a los herederos o se ingresará a su disposición en la Caja General de Depósitos. El particular que desee enajenar un arma tiene que hacer la cesión a persona que posea la licencia, tarjeta o certificado de inutilización correspondientes, siempre que sea necesario con arreglo a lo dispuesto en este Reglamento. La cesión se hará con conocimiento de la Intervención de Armas, la cual recogerá la guía de pertenencia del vendedor y, a la vista del arma, extenderá una nueva al comprador en la forma prevenida. La guía de pertenencia recogida se anulará y se enviará a la Dirección General de la Guardia Civil para su anotación en el Registro Central de Guías y de Licencias. Igualmente, podrán ser enajenadas las armas de fuego por sus titulares a comerciantes debidamente autorizados. La enajenación se efectuará con conocimiento de la Intervención de Armas, debiendo retirar la guía de pertenencia del vendedor, que será anulada, y dar cuenta a la Dirección General de la Guardia Civil para su anotación en el Registro Central de Guías y de Licencias. 6.5. LICENCIAS, AUTORIZACIONES ESPECIALES Y TARJETAS DE ARMAS 6.5.1. LICENCIAS EN GENERAL Y TARJETAS 6.5.1.1. LICENCIAS EN GENERAL Nadie podrá llevar ni poseer armas de fuego en territorio español sin disponer de la correspondiente autorización expedida por los órganos administrativos a quienes se le atribuya tal competencia. Si se tratara de personas residentes en un Estado miembro de la Unión Europea distinto de España, la concesión de la autorización deberá ser comunicada a la autoridad competente de dicho Estado. La tenencia y el uso de las armas de las categorías 1.ª, 2.ª y 3.ª precisarán de licencia de armas. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 25 La licencia de armas A, con la eficacia de las licencias B, D y E, documentará las armas de las categorías 1.ª, 2.ª y 3.ª de propiedad privada del personal de los Cuerpos Específicos de los Ejércitos, de los Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y del Servicio de Vigilancia Aduanera. Las demás licencias para armas de las categorías 1.ª, 2.ª y 3.ª serán: a) La licencia de armas B, para armas de fuego cortas de particulares. b) La licencia C, para armas de dotación del personal de vigilancia y seguridad no comprendido en el apartado 3. c) La licencia D de arma larga rayada, para caza mayor. d) Los poseedores de armas de las categorías 3.ª y 7.ª, 2 y 3 precisarán licencia de armas E. La licencia de armas F documentará las armas de concurso de tiro deportivo de afiliados de federaciones deportivas que utilicen armas de fuego para la práctica de la correspondiente actividad deportiva. Para llevar y usar armas de la categoría 4.ª, se necesita obtener tarjeta de armas. Los poseedores de armas de las categorías 6.ª y 7.ª, 4, deberán documentarlas en la forma prevista en el apartado 7.1.6. Las autorizaciones de tenencia de fusiles de inyección anestésica deberán ser específicas para su uso en lugares concretos y, para poder adquirir dichas armas, será necesaria la exhibición de las autorizaciones a los establecimientos vendedores que, previa comprobación de las mismas, anotarán la venta en los libros correspondientes. Para la posesión y uso de armas combinadas que participen de las características de armas de más de una categoría, cuyo régimen no se halle especialmente determinado, se tendrá en cuenta, a efectos de documentación, el arma componente de mayor peligrosidad y habrá de obtenerse la autorización de menor duración y correspondiente a las armas que precisen mayores garantías a efectos de seguridad. La solicitud de expedición de las licencias de armas habrá de presentarse en la Intervención de Armas de la Guardia Civil correspondiente al domicilio del interesado, acompañada de la siguiente documentación: a) Certificado de antecedentes penales en vigor. b) Fotocopia del documento nacional de identidad en vigor o, en su caso, de la tarjeta de autorización de residencia, que será cotejada con su original y devuelta al interesado. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 26 c) Informe de las aptitudes psicofísicas. Cuando se trate de la obtención de licencias sucesivas, el solicitante que sea titular de armas correspondientes a la licencia que se solicita habrá de presentar, con la solicitud de nueva concesión, el arma o armas documentadas, personalmente o por medio de tercero autorizado por escrito y que cuente con licencia correspondiente al arma o armas de que se trate, a efectos de revista. Los órganos encargados de la instrucción del procedimiento realizarán una información sobre la conducta y antecedentes del interesado, cuyo resultado elevarán a la autoridad competente para resolver, juntamente con la solicitud y documentación aportada. Cuando se solicite la concesión de las licencias D para armas de la categoría 2.ª, 2 y de las licencias E para armas de la categoría 3.ª, 2, dicha información se referirá también a la dedicación real del interesado al ejercicio de la caza o de los deportes correspondientes, que podrá ser acreditada por los solicitantes mediante exhibición de las correspondientes licencias de caza y tarjetas federativas en vigor. Las licencias se expedirán en los correspondientes impresos confeccionados por la Dirección General de la Guardia Civil. En toda autorización, licencia o tarjeta, deberán figurar el número del documento nacional de identidad o documento equivalente y los datos personales, cuando el titular sea persona física, y el número del código de identificación, la denominación y domicilio, cuando el titular sea persona jurídica. La vigencia de las autorizaciones concedidas y de los reconocimientos de coleccionistas efectuados estará condicionada al mantenimiento de los requisitos exigibles con arreglo a lo dispuesto en este Reglamento para su otorgamiento, pudiendo los órganos competentes para su expedición comprobar en cualquier momento tal mantenimiento y procediendo a revocarlas en caso contrario. 6.5.1.2. APTITUDES FÍSICAS Y PSÍQUICAS En ningún caso podrán tener ni usar armas, ni ser titulares de las licencias o autorizaciones correspondientes, las personas cuyas condiciones psíquicas o físicas les impidan su utilización, y especialmente aquellas personas para las que la posesión y el uso de armas representen un riesgo propio o ajeno. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 27 Para solicitar las licencias y autorizaciones especiales de armas, además de la documentación requerida para cada supuesto en los correspondientes artículos de este Reglamento, los interesados deberán acreditar la posesión de las aptitudes psíquicas y físicas adecuadas y los conocimientos necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo de las armas, en la forma prevenida. La acreditación de las aptitudes psíquicas y físicas necesarias para poder obtener la concesión, así como la renovación de licencias y autorizaciones especiales para la tenencia y uso de armas, deberán llevarse a cabo mediante la presentación, ante las oficinas instructoras de los procedimientos, del correspondiente informe de aptitud. Se exceptúa el personal que se encuentre en activo o en la situación que se estime reglamentariamente como tal, de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. 6.5.1.3. EXPEDICIÓN DE LICENCIAS B, D Y E A PARTICULARES La licencia de armas B solamente podrá ser expedida a quienes tengan necesidad de obtenerla, y será competente para concederla la Dirección General de la Guardia Civil. En la solicitud o en memoria adjunta se hará constar con todo detalle los motivos que fundamenten la necesidad de la posesión de arma corta, acompañando a aquella cuantos documentos desee aportar el solicitante, que sirvan para fundamentar la necesidad de usar el arma, teniendo en cuenta que la razón de defensa de personas o bienes, por sí sola, no justifica la concesión de la licencia, cuya expedición tendrá carácter restrictivo, limitándose a supuestos de existencia de riesgo especial y de necesidad. La oficina receptora, con su informe, dará curso a la solicitud; el Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, con el suyo, la remitirá al Subdelegado del Gobierno en la provincia. El Subdelegado del Gobierno en la provincia, a la vista de los datos y los antecedentes aportados, emitirá su informe que, junto a la preceptiva documentación, enviará a la Dirección General de la Guardia Civil. La Dirección General de la Guardia Civil, en el caso de que sea favorable el informe del Gobierno Civil, valorando objetivamente los antecedentes, hechos y criterios aportados, y previas las comprobaciones pertinentes, concederá la licencia o la denegará motivadamente, según las circunstancias de cada caso. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 28 Estas licencias tendrán tres años de validez, al cabo de los cuales, para poder usar las armas autorizadas con ellas, habrán de solicitarse nuevas licencias en la misma forma que las anteriores. Nadie podrá poseer más de una licencia B, y cada licencia no amparará más de un arma. Quienes precisen armas de la categoría 2.ª, 2, deberán obtener previamente licencia D. Nadie podrá poseer más de una licencia D, que tendrá cinco años de validez y autorizará para llevar y usar hasta cinco armas de la categoría 2.ª, 2. La competencia para concederla corresponde al Director General de la Guardia Civil, que podrá delegarla. Con la licencia D, se podrá adquirir un arma de la categoría 2.ª, 2. La adquisición de cada una de las restantes requerirá la obtención previa de una autorización especial con arreglo a lo dispuesto en el artículo 49 y siguientes de este Reglamento. Las armas de la categoría 2.ª, 2, deberán ser guardadas: a) En los propios domicilios de sus titulares, en cajas fuertes o armeros autorizados, con las medidas de seguridad necesarias, aprobadas por la Intervención de Armas de la Guardia Civil, que podrá comprobarlas en todo momento. b) En los locales de empresas o entidades especializadas en la custodia de armas. La adquisición, tenencia y uso de las alzas o miras telescópicas o artificios adaptables a las armas de caza mayor para aumentar su eficacia solamente se permitirán a las personas que acrediten poseer licencia D para armas de caza mayor ante los establecimientos de venta, los cuales deberán comunicarlo a la Intervención de Armas de la Guardia Civil. Las armas de las categorías 3.ª y 7.ª, 2 y 3, precisarán una licencia E de armas, que autorizará para poseer, llevar y usar las armas de dichas categorías. Su número no excederá de seis escopetas o de seis armas largas rayadas para tiro deportivo, ni de doce armas en total. Nadie podrá poseer más de una licencia E, que tendrá cinco años de validez. Será concedida por los Subdelegados del Gobierno en la provincia y por los Delegados del Gobierno en Ceuta y Melilla, quienes podrán delegar en los primeros Jefes de las Comandancias de la Guardia Civil. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 29 Las licencias de armas de fuego para lanzar cabos serán expedidas por los Subdelegados del Gobierno en la provincia, previo informe de los Comandantes de Marina. Las licencias para armas de las categorías 1.ª, 2.ª y 3.ª solamente podrán ser expedidas a los españoles y extranjeros con residencia en España, que sean mayores de edad. Solo podrán obtener licencia para la tenencia y uso de armas largas rayadas para caza mayor o para escopetas y armas asimiladas las personas que superen las pruebas de capacitación que determine el Ministerio del Interior sobre conocimiento de las armas, su cuidado y conservación y sobre habilidad para su manejo y utilización. En todo caso, se podrá exigir la acreditación del conocimiento del presente Reglamento. El indicado Ministerio podrá habilitar a las federaciones deportivas o a otras entidades titulares de polígonos, galerías, campos de tiro o armerías debidamente autorizados y que acrediten contar con personal y medios materiales adecuados para dedicarse a la enseñanza y ejercitación en las indicadas materias. Cuando los titulares de licencias de armas, próximas a caducar, soliciten su nueva concesión, las Intervenciones de Armas de la Guardia Civil que reciban las solicitudes con las correspondientes documentaciones podrán expedir a los solicitantes autorizaciones temporales de uso de dichas armas, cuyo plazo de validez será de tres meses, recogiéndoles al propio tiempo las licencias próximas a caducar. Para mantener la vigencia de las licencias de armas con la duración determinada anteriormente, las expedidas a mayores de sesenta años necesitarán ser visadas cada dos años por la autoridad competente, previa aportación por el interesado de informe favorable, expedido por un centro de reconocimiento autorizado o, en su caso, previa superación de las correspondientes pruebas complementarias de aptitud. Respecto a las expedidas a mayores de setenta años, dicha formalidad deberá efectuarse con carácter anual. En los supuestos en que, al tiempo de la expedición de la licencia, por razones de posible evolución de enfermedad o defecto físico del solicitante susceptible de agravarse, se compruebe, a través de informe de aptitud o de pruebas complementarias, que no es posible expedirla para la totalidad del plazo normal de vigencia, la autoridad competente podrá condicionar el mantenimiento de dicha vigencia a la acreditación, con la periodicidad que la propia autoridad determine, de la aptitud psicofísica necesaria, mediante la aportación de nuevos informes de aptitud o la realización de nuevas pruebas complementarias, lo que, en su POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 30 caso, se hará constar en las licencias mediante los correspondientes visados. En estos supuestos, el Ministerio del Interior aprobará un modelo especial de licencia de armas con espacio suficiente destinado a la consignación de los sucesivos visados gubernativos. 6.5.2. TARJETAS Para poder llevar y usar las armas de la categoría 4.ª fuera del domicilio, habrán de estar documentadas singularmente mediante tarjetas de armas, que las acompañarán en todo caso. Las tarjetas de armas serán concedidas y retiradas, en su caso, por los Alcaldes de los municipios en que se encuentren avecindados o residiendo los solicitantes, previa consideración de la conducta y antecedentes de los mismos. Su validez quedará limitada a los respectivos términos municipales. Las armas incluidas en la categoría 4.ª, 2, se pueden documentar en número ilimitado con tarjeta B, cuya validez será permanente. De las comprendidas en la categoría 4.ª, 1, solamente se podrán documentar seis armas con tarjetas A cuya validez será de cinco años. No obstante, la autoridad municipal podrá limitar o reducir tanto el número de armas que puede poseer cada interesado como el tiempo de validez de las tarjetas, teniendo en cuenta las circunstancias locales y personales que concurran. Los solicitantes de la tarjeta A deberán acreditar haber cumplido catorce años de edad, a cuyo efecto habrán de presentar documento nacional de identidad o documentos equivalentes en vigor. La tarjeta de armas se expedirá en impreso, que confeccionará la Dirección General de la Guardia Civil. En cada impreso se podrán reseñar hasta seis armas. Cuando se trate de tarjetas B y el número de armas exceda de seis, el interesado podrá ser titular de más de una tarjeta. Del impreso se destinará un ejemplar al interesado; el segundo será remitido por la Alcaldía a la Intervención de Armas. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 31 6.5.3. ARMAS BLANCAS La fabricación, importación y comercialización de las armas de la 5.ª categoría serán intervenidas por la Guardia Civil para impedir las de las prohibidas. A estos efectos, los fabricantes, importadores y comerciantes deberán comunicar a la Guardia Civil los tipos y características de las armas que fabriquen o importen, así como las operaciones realizadas anualmente. La Guardia Civil podrá inspeccionar cuantas veces lo crea oportuno los diferentes locales donde se realicen operaciones que formen parte del proceso de fabricación, importación o comercialización. La adquisición y tenencia de armas de la categoría 5.ª, 1, es libre para personas mayores de edad. 6.5.4. ARMAS HISTÓRICAS Y ARTÍSTICAS. ARMAS DE AVANCARGA Y DE SISTEMA FLOBERT. ARMAS INUTILIZADAS El uso y tenencia de armas de las categorías 6.ª y 7.ª, 4, se acomodarán a los siguientes requisitos: a) No precisarán licencia las armas de avancarga ni las demás armas de fuego antiguas, históricas o artísticas que sean inscritas en los Libros-Registro a que se refiere el apartado siguiente y que sean conservadas en museos o en armeros de los que sean titulares los coleccionistas u organismos con finalidad cultural, histórica o artística en materia de armas, reconocidos como tales por el Ministerio del Interior. Los reconocimientos se efectuarán en procedimientos instruidos a solicitud de los interesados por la Dirección General de la Guardia Civil para la acreditación de su identidad y, cuando se trate de personas jurídicas, de su constitución legal, de la adecuación de los inmuebles y armeros correspondientes para la guarda de las armas y de la adopción de las medidas de seguridad necesarias para su custodia, que habrán de ser consideradas suficientes por dicha Dirección General. La correspondiente intervención de Armas podrá comprobar en todo momento la presencia de las armas y la eficacia de las medidas de seguridad adoptadas. b) Las personas físicas y jurídicas coleccionistas de armas de avancarga o de otras armas de fuego antiguas, históricas o artísticas, sus reproducciones y asimiladas, susceptibles o no de hacer fuego, y de armas sistema Flobert podrán poseerlas POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 32 legalmente si las tienen inscritas en un Libro-Registro, diligenciado por la Intervención de Armas respectiva, en el que se anotarán las altas y bajas. Queda prohibido el uso de las armas inscritas en dicho Registro. Para la circulación y transporte, será necesaria una guía especial, que expedirá, en cada caso, la Intervención de Armas, a la vista de los datos que consten en el Libro, haciendo constar el destino concreto. c) Las armas largas y cortas de avancarga y las demás armas de fuego antiguas o históricas, sus reproducciones y asimiladas, susceptibles de hacer fuego, y las de sistema Flobert, salvo en los casos de festejos tradicionales - en los que, previa autorización del Subdelegado del Gobierno en la provincia, se podrán utilizar en lugares públicos únicamente con pólvora -, se utilizarán exclusivamente en campos, galerías o polígonos de tiro de concurso y terrenos cinegéticos, controlados para prácticas y competiciones, a cuyo efecto las armas largas y cortas de avancarga y las demás de la categoría 6.ª, 2, precisarán la posesión de un certificado de banco oficial de pruebas para cada arma y la obtención de autorización especial, que podrá amparar un número ilimitado de estas armas. Las de sistema Flobert podrán ser utilizadas también en la explotación de puestos de tiro al blanco, especialmente autorizados para estas armas. d) Para la tenencia y uso por personal con licencia A de armas de avancarga y de las armas de la categoría 6.ª, 2, así como de las armas sistema Flobert, corresponderá expedir la guía de pertenencia a las autoridades dependiente de las Fuerzas Armadas, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y del Servicio de Vigilancia Aduanera. Asimismo, dichas autoridades podrán expedir la autorización especial de coleccionistas, comunicándolo a efectos de control al Registro Central de Guías y de Licencias de la Guardia Civil. e) No obstante lo dispuesto en otros preceptos, se considerará autorizada la posesión en el propio domicilio, sin los requisitos determinados en ellos, de un arma de fuego corta o larga de las no prohibidas a particulares, acreditando su especial valor histórico o artístico, o de dos armas de avancarga, documentadas con las correspondientes guías de pertenencia, previa aportación del informe de aptitud, adoptando las medidas de seguridad necesarias para su custodia y no pudiendo utilizarlas ni enajenarlas, salvo dando cumplimiento a lo dispuesto al respecto en los preceptos específicos. La infracción de lo dispuesto en este apartado tendrá la consideración de grave y llevará aparejada en todo caso la retirada definitiva de las armas de que se trate. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 33 Se considerará inutilizada un arma en los siguientes supuestos: a) Las armas largas no automáticas o automáticas con dispositivo de bloqueo de cierre, cuando tengan tres taladros en el cañón, de diámetro no inferior al calibre y distanciados entre sí cinco centímetros, debiendo estar uno de ellos precisamente en la recámara. En las escopetas, los taladros serán de 10 milímetros, como mínimo. b) Las pistolas deben tener en el cañón y, en su caso, en los cañones intercambiables, un fresado, paralelo a su eje, practicado a partir de su plano de culata, en la parte que coincida con la ventana de expulsión, de longitud igual a la del cartucho y de anchura igual al calibre, aproximadamente. c) En el caso de los revólveres, el fresado se realizará de igual forma que en el supuesto anterior, en el tubo o cañón y, en su caso, en los cañones intercambiables, a partir del plano de carga. d) Los subfusiles y otras armas sin dispositivo de bloqueo de cierre, si tienen en el cañón un fresado como el indicado en el párrafo anterior, pero situado en la parte más próxima a la ventana del cargador, y otro fresado transversal al principio del rayado, que abarque una semicircunferencia y cuya anchura sea de 10 milímetros como mínimo. e) Asimismo, se considerarán inutilizadas las armas de fuego que se hayan sometido a modificaciones irreversibles que obstruyan el cañón e impidan la introducción del cartucho en el mismo. Se considerarán inútiles, a los efectos del presente Reglamento: a) Los objetos que, teniendo forma de armas de fuego, no pueden hacer fuego ni ser puestos en condiciones de hacer fuego. b) Las armas de fuego que carezcan de piezas o elementos fundamentales para hacer fuego, cuya reposición resulte prácticamente imposible. Las armas de fuego que sean ocasionalmente inútiles por avería, pero no puedan incluirse en ninguno de los párrafos del apartado anterior, deberán ser objeto de inutilización, con arreglo a lo dispuesto en el apartado 1 del presente artículo. Las armas inutilizadas o inútiles a que se refiere el presente artículo se podrán poseer sin limitación de número, en el propio domicilio, debiendo acompañar a las inutilizadas el correspondiente certificado de la Intervención de Armas, Parque Militar o Banco Oficial de Pruebas en que la inutilización se hubiera efectuado o comprobado. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 34 6.6. AUTORIZACIONES ESPECIALES DE USO DE ARMAS PARA MENORES Los españoles y extranjeros con residencia en España que sean mayores de dieciséis años y menores de dieciocho, podrán utilizar exclusivamente para la caza o para competiciones deportivas en cuyos Reglamentos se halle reconocida la categoría junior, pero no poseer ni llevar dentro de las poblaciones, armas largas rayadas para caza mayor o, en su caso, de la categoría 3.ª, 1, siempre que se encuentren en posesión legal de una autorización especial de uso de armas para menores y vayan acompañados de personas mayores de edad, con licencia de armas D, E o F, que previamente se hayan comprometido a acompañarlos y vigilarlos en cada cacería o acto deportivo. Con las mismas condiciones y requisitos, los mayores de catorce años y menores de dieciocho podrán utilizar las armas de la categoría 3.ª, 2 para la caza, y las de la categoría 3.ª, 2 y 3, para competiciones deportivas en cuyos Reglamentos se halle reconocida la categoría junior, obteniendo una autorización especial de uso de armas para menores. Las autorizaciones especiales de uso de armas para menores tendrán validez hasta la mayoría de edad de sus titulares, sin necesidad de obtener renovaciones, y será competente para concederlas el Director General de la Guardia Civil. Las solicitudes se presentarán en las Comandancias o Puestos de la Guardia Civil correspondientes al domicilio del interesado, suscritas por este y por la persona que ejerce la patria potestad o la tutela sobre el mismo, y habrán de acompañarse los documentos siguientes: a) Certificado de antecedentes penales, si se trata de mayores de dieciséis años. b) Certificado de antecedentes penales de la persona que ejerza la patria potestad o la tutela sobre el solicitante. c) Fotocopias de los documentos nacionales de identidad en vigor de ambos, o de las tarjetas o autorizaciones de residencia si se trata de extranjeros, que serán cotejadas con sus originales, devolviéndose estos a los interesados. d) Autorización para el uso de armas de las clases expresadas, otorgada por la persona que ejerza la patria potestad o la tutela, responsabilizándose de su actuación, ante Notario, autoridad gubernativa, alcaldía, Comisaría de Policía, Comandancia, Intervención de Armas o Puesto de la Guardia Civil. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 35 e) Informe de aptitudes psicofísicas. No será necesaria la presentación de los documentos reseñados, relativos a la persona que ejerza la patria potestad o la tutela, si esta se encuentra en posesión de cualquier licencia de armas en vigor. Las solicitudes y los documentos señalados habrán de ser remitidos a la Dirección General de la Guardia Civil, acompañándose informe de conducta y antecedentes del interesado y de la persona que ejerza la patria potestad o la tutela. 6.7. AUTORIZACIÓN ESPECIAL PARA EXTRANJEROS Y ESPAÑOLES RESIDENTES EN EL EXTRANJERO A los extranjeros y españoles que no tengan su residencia en un país miembro de la Unión Europea, mayores de dieciocho años, que traigan consigo armas comprendidas en las categorías 2.ª,2 y 3.ª, 2, en número que no podrá exceder de tres, previo cumplimiento de las formalidades de aduana en caso de proceder directamente de un país no perteneciente a la Comunidad Económica Europea, les podrá ser concedida una autorización especial de uso de dichas armas para dedicarse transitoriamente a la práctica de la caza. La autorización será expedida por la Dirección General de la Guardia Civil a través de la Embajada o Consulado respectivos o por la Intervención de Armas correspondiente al lugar de entrada en España. Dicha autorización tendrá tres meses de validez y habilitará para la tenencia y uso de dichas armas, siempre que se posea la correspondiente licencia de caza. Para su concesión, será necesaria la presentación de pasaporte y las licencias o autorizaciones especiales en vigor que faculten al interesado para la tenencia y uso de las armas, expedidos en forma legal en el país de residencia, y que deberán ir acompañados de su correspondiente traducción al castellano y visados por la representación consular española en los respectivos países de procedencia. Además, se presentará, en idioma castellano, relación, suscrita por el interesado, de los distintos lugares en los que desea utilizar las armas dentro de España, con expresión del tiempo de permanencia en cada uno de ellos. En la autorización especial se hará constar, aparte de los datos de identidad del interesado, la marca, modelo, calibre y número de las armas, así como el itinerario a seguir por aquel. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 36 En el mismo momento de expedición de la autorización especial, la Intervención de Armas estampará en el pasaporte del interesado un sello o cajetín en el que se haga constar que entra con armas de caza, reseñando la clase y número de fabricación de las mismas, y comunicará tal expedición a las Comisarías de Policía y Comandancias de la Guardia Civil de los lugares señalados en la relación. Terminada la vigencia de la autorización especial, si los titulares deseasen prolongar su estancia en España teniendo y usando las armas, podrán concedérseles hasta dos prórrogas de aquel, de tres meses de duración cada una, por los Subdelegados del Gobierno en la Provincia, con las procedentes modificaciones en la relación de los lugares y fechas en que proyecten utilizar las armas, cuyos extremos habrán de ser comunicados, asimismo, a las Comisarías de Policía o Comandancias de la Guardia Civil correspondientes. Si una vez finalizada la validez de la autorización o de sus prórrogas los interesados hubieran de prolongar su estancia en España, deberán depositar las armas en la Intervención de la Guardia Civil que corresponda al lugar donde se encuentren para su remisión a la correspondiente frontera o al lugar de salida de España. Al salir del territorio nacional, devolverán las autorizaciones especiales, recibirán las armas en su caso y, una vez comprobado que son las mismas que introdujeron, se estampará en su pasaporte un sello o cajetín, haciendo constar que salen con ellas. Además, los españoles residentes en el extranjero, que se encuentren transitoriamente en España, podrán adquirir, tener y usar armas de caza, dando cumplimiento a las normas establecidas al efecto en este Reglamento para los españoles residentes en España. La presentación de pasaporte y constancia de la entrada y salida de las armas en el mismo no será aplicable a los españoles residentes en países con los que España tenga en vigor convenios de supresión de dicho documento ni a los ciudadanos de dichos países. A los no residentes en España o en otros países de la Unión Europea, sean españoles o extranjeros, que traigan consigo armas propias para participar en concursos deportivos de cualquier clase, en el número imprescindible, que no podrá exceder de seis, les podrá ser concedida, igualmente, una autorización especial, que habilitará para la tenencia de dichas armas y para su uso, pero exclusivamente en los campos, galerías o polígonos de tiro autorizados para entrenamiento o en los designados para la celebración de los concursos. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 37 Con tal objeto, las federaciones españolas competentes o, en su caso, las sociedades, organismos o particulares organizadores de los concursos solicitarán dichas autorizaciones especiales de la Dirección General de la Guardia Civil, con quince días de antelación, como mínimo, a la fecha de celebración. Dicha Dirección General facilitará a las federaciones, sociedades u organismos competentes del extranjero un modelo impreso de declaración, que deberá ser cumplimentado por cada interesado en participar en el respectivo concurso deportivo, en el que se hará constar el nombre del concursante, su nacionalidad, concurso en el que va a participar, lugares de entrada y salida de España, número y clase de armas que porta, con expresión de su marca, calibre y número de fabricación. La declaración deberá tener el visto bueno de la federación, sociedad u organismo correspondiente y habrá de ser presentada en la Intervención de Armas correspondiente al lugar de entrada en España. La federación, organismo o particular que realice el concurso correspondiente se responsabilizará de las armas de los concursantes durante su permanencia en los locales o recintos de aquel, donde deberán estar depositadas fuera de las horas de entrenamiento o concurso. La Dirección General de la Guardia Civil impartirá las instrucciones oportunas a las Intervenciones de Armas. Corresponderá a la Dirección General de la Guardia Civil resolver sobre las peticiones de tales autorizaciones, formuladas por militares o miembros de Fuerzas o Cuerpos de Seguridad extranjeros y presentadas a través del Consejo Superior de Educación Física y Deportes de las Fuerzas Armadas u órgano competente del Ministerio del Interior. Las personalidades extranjeras de visita en España que lo interesen a través de la Dirección General de Protocolo, Cancillería y Ordenes del Ministerio de Asuntos Exteriores, en condiciones de reciprocidad y siempre que sea favorable el informe de dicha Dirección General, podrán obtener para el personal de su escolta autorizaciones especiales de uso de armas de la categoría 1.ª, que corresponde expedir a la Dirección General de la Guardia Civil para el tiempo que dure la visita. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 38 6.8. AUTORIZACIÓN DE ARMAS PARA VIAJES A TRAVÉS DE ESTADOS MIEMBROS DE LA UNIÓN EUROPEA Salvo que se utilice uno de los procedimientos regulados en la transferencia de armas, la tenencia de un arma de fuego reglamentada durante un viaje por España de un residente de otro país miembro de la Unión Europea solamente será permitida si el interesado ha obtenido a tal efecto autorización de la Dirección General de la Guardia Civil y de la autoridad competente del Estado de residencia, no siendo aplicable este supuesto para autorizaciones especiales para extranjeros y españoles residentes en el extranjero. También será necesaria a los residentes en España, salvo que utilicen el procedimiento de la transferencia de armas, autorización de la Dirección General de la Guardia Civil para la tenencia de un arma de fuego durante un viaje por España hacia otro país de la Unión Europea. Las autorizaciones podrán concederse para uno o para varios viajes y para un plazo máximo de un año, renovable, y se harán constar en la Tarjeta Europea de Armas de Fuego, que el viajero deberá exhibir dentro de España ante todo requerimiento de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. La Tarjeta Europea de Armas de Fuego es un documento personal en el que figurarán las armas de fuego que lleve o utilice su titular. Se expedirá, previa solicitud del interesado, por la Dirección General de la Guardia Civil a los residentes en España que estén debidamente documentados para la tenencia y uso en territorio español de las armas de que se trate. La vigencia de la tarjeta será, en todo caso, de cinco años y será renovable mientras se mantenga la titularidad de las armas que ampare. El titular del arma o armas de fuego, siempre que viaje con ellas por otros países miembros de la Unión Europea, deberá ser portador de la correspondiente tarjeta. Se mencionarán en la tarjeta los cambios en la tenencia o en las características de las armas, así como la pérdida o robo de las mismas. Al expedir la Tarjeta Europea de Armas de Fuego, se informará por escrito al titular sobre los Estados miembros de la Unión Europea que tengan prohibidas o sometidas a autorización la adquisición y tenencia de las armas de fuego a que se refiera la tarjeta. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 39 6.9. LICENCIAS A PERSONAL DEPENDIENTE DE LAS FUERZAS ARMADAS, DE LAS FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD Y DEL SERVICIO DE VIGILANCIA ADUANERA Al personal que a continuación se indica, siempre que se encuentre en servicio activo o disponible, le será considerada como licencia A su tarjeta de identidad militar o carné profesional: a) Oficiales Generales, Oficiales Superiores, Oficiales, Suboficiales Superiores, Suboficiales y sus asimilados del Ejército de Tierra, de la Armada, del Ejército del Aire y de los Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas y los Cabos Primeros especialistas veteranos de la Armada. b) Los miembros del Cuerpo de la Guardia Civil. c) Los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía. d) Los miembros de los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas y de las Corporaciones locales. e) Los funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera. La tarjeta de identidad militar será considerada además como licencia A para el personal reseñado en los apartados a) y b) que se encuentre en la situación de excedencia voluntaria por la causa prevista en el punto e) del artículo 31 del Real Decreto 1385/1990 de 8 de noviembre, o en reserva ocupando puesto orgánico del Ministerio de Defensa o, en su caso, del Ministerio del Interior. El personal relacionado anteriormente deberá estar provisto de una guía de pertenencia para cada arma que posea, expedida por las autoridades que designe el Ministerio de Defensa para el perteneciente a las Fuerzas Armadas; por la Dirección General de la Policía, para el Cuerpo Nacional de Policía; y por la Dirección General de la Guardia Civil, para el personal del Cuerpo de la Guardia Civil, el del Servicio de Vigilancia Aduanera y el de los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas y de las Corporaciones Locales. Estas guías de pertenencia se marcarán de siguiente modo: a) Para el Ejército de Tierra: E.T. y numeración correlativa. b) Para la Armada: F.N. y numeración correlativa. c) Para el Ejército del Aire: E.A. y numeración correlativa. d) Para los Cuerpos comunes de las Fuerzas Armadas: M.D. y numeración correlativa. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 40 e) Para la Guardia Civil: G.C. y numeración correlativa. f) Para el Cuerpo Nacional de Policía: C.N.P. y numeración correlativa. g) Para el personal de los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas, con las letras PA, una tercera letra específica de cada Comunidad Autónoma y numeración correlativa. h) Para el personal de los Cuerpos de Policía de las Entidades locales, con las letras PL, el número correspondiente a cada Entidad local en el Código Geográfico Nacional y numeración correlativa de las guías. i) Para el Servicio de Vigilancia Aduanera: S.V.A. y numeración correlativa. Se extenderán en cartulina blanca y constarán de tres cuerpos, que se separarán para entregar uno al interesado; otro, que se unirá a su expediente de armas; y otro, que se enviará a la Intervención Central de Armas y Explosivos de la Guardia Civil para su constancia en el Registro Central de Guías y de Licencias. Al personal indicado anteriormente, se le abrirán expedientes individuales de armas por las autoridades, en los que constarán todos los datos referentes a armas y municiones que posea. El expediente seguirá al interesado en los cambios de destino del mismo, enviándose por la autoridad que lo haya instruido, a la que corresponda. Las autoridades determinadas en las normas especiales que dicte el Ministerio de Defensa podrán conceder, con carácter discrecional, licencia de armas a los militares profesionales de los Ejércitos y Cuerpos comunes de las Fuerzas Armadas que se encuentren en las situaciones administrativas de servicios especiales, excedencia voluntaria por la causa prevista en el párrafo f) del artículo 31 del Real Decreto 1385/1990 de 8 de noviembre, suspenso de funciones o reserva. Para ello, previa solicitud de los interesados, por conducto regular, las autoridades competentes autorizarán su tarjeta militar de identidad o documento específico para que surta efectos de dicho tipo de licencia. La licencia documentará armas de la categoría 1.ª y tendrá tres años de validez, que podrá ser prorrogada, previa acreditación de las aptitudes psicofísicas de su titular. La autoridad competente para el personal procedente de la Guardia Civil será el Director general de la Guardia Civil. El expediente de armamento del personal a que se refiere este artículo se llevará en la misma forma que el del personal en activo. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 41 Al personal del Cuerpo Nacional de Policía en las situaciones de servicios especiales, de excedencia forzosa o de segunda actividad, podrá concederle el Director General de la Policía, o autoridad en quien delegue, licencia de armas, con la misma validez, prorrogabilidad y procedimiento de los apartados anteriores, autorizando a tal efecto el documento de identidad que posea. Con la licencia A, los Oficiales y Suboficiales de las Fuerzas Armadas y del Cuerpo de la Guardia Civil, en sus distintas categorías, así como los integrantes de las Escalas Superior, Ejecutiva y de Subinspección del Cuerpo Nacional de Policía equivalentes de los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas, podrán poseer tres armas cortas, aparte de las que reciban como dotación reglamentaria para el ejercicio de sus funciones. Con el mismo tipo de licencia, los Cabos y Guardias del Cuerpo de la Guardia Civil, los Cabos Primeros Especialistas Veteranos de la Armada, los integrantes de la Escala Básica del Cuerpo Nacional de Policía, los equivalentes de los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas y el personal de los Cuerpos de Policía de las Corporaciones locales, así como los funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera, solo podrán poseer un arma corta, aparte de las que reciban como dotación reglamentaria para el ejercicio de sus funciones. El Ministerio de Defensa y las Direcciones Generales de la Policía y de la Guardia Civil podrán conceder autorización especial para un arma de la categoría 1.ª a personal dependiente de los mismos no comprendido en los apartados a), b) y c), del personal con licencia A. También expedirán la guía de pertenencia de cada arma, remitiendo ejemplares de aquella y de esta al Registro General de Guías y de Licencias. 6.10. LICENCIAS PARA EL EJERCICIO DE FUNCIONES DE CUSTODIA Y VIGILANCIA Las empresas de seguridad y, en general, las entidades u organismos cuya constitución y funcionamiento cumplan los requisitos legalmente prevenidos, de las que dependa reglamentariamente personal de seguridad, podrán poseer las armas necesarias con fines de prestación de servicios de adiestramiento de personal o realización de pruebas de aptitud, obteniendo al efecto la correspondiente autorización de la Dirección General de la Guardia Civil, previa justificación de que cumplen aquellos requisitos y de la necesidad de las armas. La autorización documenta exclusivamente la adquisición de las armas, que estarán a cargo del Jefe de Seguridad o titular del puesto que designen dichas POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 42 empresas o entidades, el cual responderá de su correcto uso, así como de la oportuna recuperación de las mismas. La posesión de cada una de las armas se documentará mediante la correspondiente guía de pertenencia expedida a nombre de las empresas, entidades u organismos propietarios. Cuando no sean objeto de utilización, deberán ser custodiadas en locales de las empresas o entidades que reúnan las adecuadas condiciones de seguridad. El personal de los Cuerpos y Organismos legalmente considerados auxiliares para el mantenimiento de la seguridad pública y persecución de la criminalidad, así como los vigilantes de seguridad y personal legalmente asimilado, podrán solicitar de la Dirección General de la Guardia Civil licencia de armas C, con los requisitos y condiciones que se establecen en los artículos siguientes. Para obtener estas licencias, el interesado, a través de la empresa u organismo de que dependa, deberá presentar en la Intervención de Armas de la Guardia Civil correspondiente a su domicilio solicitud dirigida al Director general de la Guardia Civil, acompañada de los documentos enumerados en el apartado 7.1, y además los siguientes: a) Certificado o informe de su superior jerárquico o de la empresa, entidad u organismo en que preste sus servicios, en el que se haga constar que tiene asignado el cometido para el que solicita la licencia y localidad donde lo ha de desempeñar. b) Fotocopia del documento acreditativo de la habilitación del interesado para el ejercicio de funciones de seguridad, que se cotejará con el original y se diligenciará haciendo constar la coincidencia. c) Declaración del solicitante, con el visto bueno del jefe, autoridad o superior de que inmediatamente dependa, de no hallarse sujeto a procedimiento penal o a procedimiento disciplinario. Las armas amparadas por estas licencias solo podrán ser empleadas en los servicios de seguridad o funciones para los que fueran concedidas. Las licencias C podrán autorizar un arma de las categorías 1.ª, 2.ª, 1, ó 3.ª, 2, según el servicio a prestar, de conformidad con lo dispuesto en la respectiva regulación o, en su defecto, de acuerdo con el dictamen emitido por la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos. Nadie podrá poseer más de una licencia C. En los casos en que las respectivas regulaciones permitan la posesión o utilización de un arma de la categoría 1.ª y otra de la 2.ª, 1, ambas serán amparadas por la misma licencia, si bien cada arma se documentará con su guía de pertenencia. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 43 Estas licencias tendrán validez exclusivamente durante el tiempo de prestación del servicio de seguridad determinante de su concesión y carecerán de validez cuando sus titulares se encuentren fuera de servicio. Quedarán sin efecto automáticamente al cesar aquellos en el desempeño de las funciones o cargos en razón de los cuales les fueron concedidas, cualquiera que fuera la causa del cese. Al cesar en su cargo o función, temporal o definitivamente, al titular de una licencia de este tipo le será retirada por el superior jerárquico, entidad, empresa u organismo en el que prestan o han prestado servicios, y será entregada en la Intervención de Armas. El arma quedará depositada a disposición de la empresa, entidad u organismo propietario. En los supuestos de ceses temporales, si el titular de la licencia hubiese de ocupar de nuevo un puesto de trabajo de la misma naturaleza, le será devuelta su licencia de uso de armas cuando presente el certificado o informe sobre dicho puesto. No obstante, cuando por cualquier circunstancia se encontraran fuera de servicio, las armas deberán permanecer en poder de la empresa, entidad u organismo en instalaciones que cuenten con las debidas condiciones de seguridad, a juicio de la Intervención de Armas respectiva, pudiendo ser utilizadas por otros titulares de puestos análogos en posesión de la documentación requerida. Los superiores de los organismos, empresas o entidades a cuyo mando se encuentren deberán adoptar cuantas medidas de seguridad y controles sean necesarios para evitar la pérdida, sustracción, robo o uso indebido de las armas y, sin perjuicio de la responsabilidad que corresponda a los usuarios de las mismas, dichos superiores serán también responsables, siempre que tales supuestos se produzcan concurriendo falta de adopción o insuficiencia de dichas medidas o controles. También en los supuestos de comisión de delitos, faltas o infracciones, así como de utilización indebida del arma, los organismos, empresas o entidades deberán proceder a la retirada de la misma y de los documentos correspondientes participándolo inmediatamente a la Intervención de Armas, con entrega de los documentos. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 45 AUTOEVALUACIÓN 1.- ¿Dónde se dispone que la Administración del Estado establecerá los requisitos y condiciones de fabricación, comercio, tenencia y uso de armas? a) En la Directiva 91/4/CEE, del Consejo, de 18 de junio de 1991. b) En la Ley 2/1986 de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. c) En la Ley Orgánica 1/1992 de 21 de febrero, de Protección de la Seguridad Ciudadana. d) No se regula en ninguna Ley ni Directiva. 2.- ¿Cómo se define la munición con balas incendiarias? a) Como la munición de uso civil y militar con balas que contienen una mezcla química. b) La munición de uso militar con balas que contienen una mezcla química que se inflama con el aire o por impacto. c) La munición de uso militar con balas blindadas de núcleo duro perforante. d) La munición de uso militar con balas que contengan una carga que explota por impacto. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 46 3.- ¿Cuál es el tamaño máximo del cañón de un arma corta de fuego? a) Que no exceda de 60 centímetros. b) Que no exceda de 30 centímetros. c) Que no supere los 50 centímetros. d) Que se encuentre ente 30 y 60 centímetros. 4.- Las armas de fuego largas rayadas para tipo deportivo y calibre 5,6 milímetros, ¿en qué categoría se clasifican? a) 1.ª categoría. b) 2.ª categoría. c) 3.ª categoría. d) 4.ª categoría. 5.- De las siguientes armas, indique cuál de ellas no se considera prohibida: a) Pistolas que llevan adaptado un culatín. b) Armas de fuego automáticas. c) Armas de fuego de aire combinadas con armas blancas. d) Llaves de pugilato con púa. 6.- ¿Quién tiene que aprobar la utilización de los sprays de defensa personal? a) El Ministerio de Sanidad y Consumo. b) El Ministerio del Interior. c) El Ministerio de Defensa. d) El Ministerio de Asuntos Sociales. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 47 7.- ¿Cada cuánto tiempo deben pasar revista las armas de concurso? a) Cinco años. b) Dos años. c) Tres años. d) No deben pasar revista este tipo de armas. 8.- ¿Se puede ceder temporalmente un arma de caza? a) Sí, pero con una autorización escrita, fechada y firmada, durante el plazo de quince días como máximo y solamente para cazar. b) Sí, si se utiliza únicamente para cazar. c) Sí, durante el tiempo que quiera, pero con autorización expresa. d) No, en ningún caso. La licencia de armas es únicamente para el dueño del arma. 9.- ¿Qué tipo de licencia se necesita para un arma larga rayada para caza mayor? a) Licencia de armas B. b) Licencia de armas C. c) Licencia de armas D. d) Licencia de armas E. 10.- ¿A qué tipo de personal de las Fuerzas Armadas o Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se le identifica, además de con su código y numeración correlativa, con el número de Código Geográfico Nacional? a) Cuerpo Nacional de Policía. b) Cuerpos de Policía de las Entidades Locales. c) Servicio de Vigilancia Aduanera. d) Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas. POLICÍA NACIONAL ESCALA BÁSICA Unidad didáctica 25 Armas de fuego 49 SOLUCIONES 1. c 2. b 3. b 4. c 5. b 6. a 7. c 8. a 9. c 10. b

No hay comentarios:

Publicar un comentario