miércoles, 27 de abril de 2011

Sanción de apercibimiento

Consiste en la amonestación al funcionario de la falta cometida y comporta una llamada de atención acerca del incumplimiento leve de sus obligaciones funcionariales en los términos que vienen recogidos en la relación de las faltas leves.

La amonestación es en realidad una reprensión de las infracciones disciplinarias leves, cuyo contenido sancionatorio se desprende del mismo hecho de advertir y manifestar formalmente al funcionario su infracción, con lo que se pretende corregir las faltas leves, que consisten en cualquier vulneración de escasa gravedad de las obligaciones y deberes de los funcionarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada